No todo el mundo es tu cliente

Hoy quiero contarte un caso práctico de por qué no todo el mundo es tu cliente y ponerme a mi como ejemplo. Porque aunque tú veas muy claro que tu cliente necesita lo que tu vendes, eso no significa que por eso sea tu cliente ideal.